Friday, Jan 24, 2020
HomeActualidadIntegración: un camino de doble sentido

Integración: un camino de doble sentido

La Oficina de Integración de Zürich ha traspasado su primera década de trabajo con notables resultados a favor de la convivencia en una ciudad multicultural y diversa, como confirma este intercambio con Cristina Büttikofer, encargada de Proyectos en Integrationsförderung Stadt Zürich

Por Tania Cordero

   “Tal vez he tenido la suerte o la desgracia de haber nacido aquí en Suiza. Soy hija de una pareja española que vino buscando un mundo mejor que el que había entonces en España, un mundo más democrático y justo. He tenido la posibilidad de crecer en esta sociedad tan diversa y conocerla. Me encanta moverme en diferentes grupos de personas, de diferentes edades, de diferentes culturas y con diferentes ideas. Pienso que esto enriquece cada día mi vida”.

   Así, conociendo la historia de su propia voz, se entiende por qué en estos once años Cristina Büttikofer, encargada de Proyectos de la Oficina de Integración de Zürich, ha sido fundamental en los notables resultados de este departamento. Trabajadora social muy experimentada y abierta a conocer cada día a gente nueva, ha hecho de sus inquietudes y las ajenas una motivación para alentar proyectos y vías de convivencia en una ciudad multinacional.

Como parte del Departamento de Integración de la ciudad de Zürich, ¿podría ponernos en antecedentes sobre la fecha en la que han comenzado a realizar estas jornadas de bienvenida con información para inmigrantes recién llegados? ¿Qué resultados han apreciado que han conseguido con ellas?

La Oficina de Integración de la Ciudad de Zürich lleva este nombre desde el año 2005. Anteriormente era la Fachstelle für Interkulturelle Fragen y teníamos una oficina de consulta para extranjeros. Ya en el año 2000 empezamos a celebrar reuniones de bienvenida para los recién llegados en varios idiomas. Y desde el año 1993 ofrecemos el curso de “Vivir en Zürich” para mujeres. Muchas personas que asisten a los eventos y cursos nos confirman que las informaciones son muy útiles cuando no se conoce una nueva ciudad y el sistema de otro país. Y también las personas quedan muy contentas de que se les dé la bienvenida oficialmente por parte de la ciudad. Suele ser para ellas una sorpresa.

Dentro de las múltiples nacionalidades que conviven en Zürich, ¿usted trabaja solo con los hispanos? ¿Cómo valora el nivel de integración de esta comunidad a la vida en Suiza? En ese camino y con su experiencia, ¿qué aspecto le suele resultar más complicado y en cuál le va mejor al hispano?

 También trabajo con otras comunidades. Es muy difícil valorar el nivel de integración de una comunidad. La integración no se puede medir. Además, cada persona es un mundo. Incluso depende de qué se define como buena integración. Si estar integrado lo vemos desde la perspectiva de que una persona se sienta en Zúrich como en su casa…. Pienso que hay muchas personas hispanohablantes bien integradas. Hay una gran participación de hispanohablantes en la vida social y cultural en Zúrich. Hay mucha gente activa que participa en proyectos, iniciativas locales y también de sus países de origen. Un aspecto donde más dificultades veo es a la hora de encontrar un trabajo adecuado a los estudios que muchas personas traen de sus países de origen. Claro, esto también tiene que ver con el mercado laboral. Otro tema es el idioma alemán. Conozco muchas personas que dominan muy bien esta lengua; otras no.

Cristina-buttikofer

Cristina-buttikofer


El programa abarca información importante para el que llega. Pero, ¿qué actividades de apoyo contempla el Departamento de Integración para aquellos que ya están viviendo en la ciudad?

Tenemos un Welcome Desk, exclusivamente para las personas con residencia en la ciudad de Zúrich. Podemos informar sobre cualquier tema o conectar a las personas con los servicios correspondientes a sus preguntas. Además, asesoramos sobre cursos para mejorar el alemán. Hay una buena oferta de cursos subvencionados por la ciudad, incluso con guarderías para niños. Disponemos de programas para personas de la tercera edad o personas con dificultades para aprender idiomas. También tenemos una página web con muchas informaciones y enlaces que facilitan la vida cotidiana en Zürich, en diferentes idiomas, incluido el español (https://www.stadt-zuerich.ch/prd/de/index/stadtentwicklung/integrationsfoerderung/other_languages/es.html).

Aparte de ello, la ciudad de Zúrich tiene muchísimos servicios y ofertas culturales, que- por supuesto- están abiertos para todas las personas que viven en Zúrich.

¿Qué relación establece el Departamento de Integración con las diversas asociaciones y organizaciones hispanas que hay en la ciudad? ¿Podría señalar un par de ejemplos a partir del intercambio con algunas de estas asociaciones /organizaciones?

Todos los años la Oficina de Integración invita a las organizaciones y asociaciones extranjeras a una Reunión en el Ayuntamiento, en la cual se informa sobre temas actuales de la ciudad. Las asociaciones tienen un papel importante, hacen de puente entre la ciudad y las personas de otros idiomas. Conocemos muchas asociaciones de habla hispana, en las que colaboran muchísimas personas voluntariamente. Además, también se apoyan proyectos de integración, que tienen como objetivo una buena convivencia en la ciudad. Sobre todo cuando se trata de juntar diferentes grupos de personas con la población local.

La integración suele ser un camino de doble sentido, implica al que llega y al que recibe. En ese aspecto, ¿cómo valora usted la receptibilidad de la población suiza hacia los hispanos que viven en Zürich? ¿Cómo se relaciona con ellos? ¿Existe alguna línea de trabajo del Departamento para fomentar ese conocimiento mutuo?

No puedo hablar en general de la población local ni en especial de los hispanos… Pero me consta que hay muchos lazos de amistad y buena vecindad entre muchas personas de diferentes orígenes. Lo que sí puedo decir es que el 98% de las personas que viven en la ciudad de Zúrich les gusta vivir aquí, según encuestas que se hacen cada dos años. Esto, contando con un número de extranjeros de un 32% y un 60% de habitantes de origen migratoria. Además, nuestra Alcaldesa Corine Mauch, suele decir que para ella todas las personas que viven en Zúrich son zuriquesas o zuriqueses, independientemente de la nacionalidad que tengan. En diferentes proyectos de barrio y servicios hay actividades en las que se fomenta el conocerse mutuamente.

COMPARTE EN:
Los Van Van estuvier
La edición de Dicie
Rate This Article: