Tuesday, Nov 19, 2019
HomeCulturaEl papagayo: espacio para un vuelo nocturno

El papagayo: espacio para un vuelo nocturno

El Papagayo

El papagayo es un programa de radio que se trasmite cada miércoles de 8:00 pm a 9:00 pm desde Radio X, Basilea, destinado a la comunidad latina en esa ciudad y sus alrededores

La radio surgió para ser cómplice. En tiempos de internet, redes sociales y del rumor constante de la modernidad, la radio sigue siendo curiosamente íntima. Se ha escuchado a escondidas, ha sido ritual en algunos hogares y a veces es como el susurro de un amante en una habitación a oscuras. Siempre compañía.

Mis recuerdos más entrañables de la radio se remontan a muchos años atrás. En los años 90, La Habana era un estado de ebullición. En medio de incertidumbres y expectativas, llegaba para mí la era dorada de la universidad y entre un sinfín de descubrimientos hubo un programa que me mantuvo noches sin salir, hipnotizada con la voz extremadamente cercana de su conductor, su modo de dirigirse al oyente con un que hizo escuela y un derroche de buena música y temas de buen gusto que aliviaba- más allá de lo imaginable- las dolencias emocionales, existenciales de mis veinte años.

Cuando me gradué comencé a trabajar en una emisora habanera, de modo que la radio entonces se integró a mi rutina, ya no como esa cómplice de las noches, sino como una vivencia en la que las voces eran conocidas y no más el misterio de esa que llegaba de quién sabe dónde o quién sabe quién.

Pero emigrar tiene su alto precio a pagar y no había puesto los pies en otra emisora desde entonces hasta hace unos días en que llegué a Radio X para escuchar el programa El papagayo. Latinos haciendo radio para latinos, nuestro idioma abriendo una brecha entre el dialecto suizo-alemán para un inmediato reconocimiento.

Gonzalo Solorzano, Patricia Bachmann Ortiz y Fernando Azócar forman el equipo. Un salvadoreño, una peruana y un chileno que se reúnen cada miércoles a las ocho en Radio X, Basilea, para acompañar por un breve pero grato espacio de tiempo a la comunidad latina que imagino agradecida por esa vibración, alegría, y familiaridad. Consejos, actualidades culturales y, por supuesto, la música. En medio de la gran variedad musical de América Latina, la salsa es el punto de encuentro.

En el aire

En el aire

Entro a la cabina muy diferente a aquella habanera de los 90 (¡adelantos tecnológicos obligan!) y me dispongo a aspirar el ambiente. La impresión de estar un poco en casa o al menos en un espacio vecino es inestimable y si a eso se suma el sonido inconfundible de Willy Colón con “Amor verdadero“ y su bella versión de „Oh qué será“, de Chico Buarque

Aparecen los invitados, un DJ colombiano, una salvadoreña ex ganadora de OTI, concurso de la música que emerge también de mis recuerdos de infancia. Se dan consejos para el cuidado del cabello, se ríe, se baila… Patricia llegó a El papagayo desde sus inicios, siete años atrás, y se le siente como una anfitriona que recibe en casa a sus amigos. Gonzalo conduce el programa creando también ese ambiente de espontaneidad y desenfado. Fernando, por su parte, comenta luego que una vez llamaron al programa desde China y habla sobre los grupos de músicos independientes que invitan regularmente. Se asombra y admira por esa resistencia de artistas que persisten en un contexto tan dificil para la música en español como lo es Suiza. Es evidente que el placer por lo que hacen es el motor del programa.

Luz verde y luz roja alternan y guardo silencio aún cuando sé que no estamos en vivo. Recuerdo, sonrío de agradecimiento. Una hora ha pasado sin darme apenas cuenta. En realidad entre los minutos hubo tantos recuerdos propios, tantas añoranzas que el tiempo se hizo relativo… Vienen las despedidas, me atrevo a articular algo en el micrófono y salgo a la noche lluviosa de verano con un poco más de levedad, recobrada aquella sensación de intimidad con la radio que descubrí en La Habana y que se renueva hoy en Basilea. Gracias, equipo de El papagayo. ¡Y larga vida!

Kathy Eisenring

El Papagayo

COMPARTE EN:
Suiza en el reloj hi
Urbano al día: repo
Rate This Article: