Tuesday, Nov 19, 2019
HomeSuiza en el reloj hispanoSuiza en el reloj hispano

Suiza en el reloj hispano

Uruguay

¿La suiza de América es Uruguay o Costa Rica?

Chévere es un formidable espacio para encausar la nostalgia y facilitar la vida de los que salieron de sus tierras y andan por Suiza. También abre alguna de sus ventanas a emigrantes que gastamos los días en otras naciones de Europa; los que padecemos y gozamos alternativamente eso que he llamado en otro espacio tener “el alma en la maleta”. Pretendo abordar un ángulo complementario para estos encuentros de los lunes. Es un viaje de vuelta- o a la semilla, como le gustaría decir al gran novelista cubano Alejo Carpentier. Alguna vez la ejemplar y legendaria nación helvética fue para nosotros una imagen, un nombre, una señal más o menos abstracta o sensorial. Al final de esta sección, podrá anotar el lector a qué grupo de idas o sensaciones corresponde su caso.

Para comenzar, muchos oímos por nuestro continente aquello de “la Suiza de América”, en un claro tono de piropo a lo cívico, lo educado, lo moderno y eficaz.

Fue a Uruguay a quien primero asocié la frase y el primer nombre que me viene ahora frente a las teclas. Admiro especialmente a este país de unos 3.25 millones de habitantes y que nos ha dado –por citar tres de mis pasiones- tanta comida, tanto fútbol y tan buena literatura. Si nos atenemos a la por muchos criticada pero seria y útil (en mi experiencia Wikipedia), a finales del siglo XIX el país había completado su organización. Durante la llamada era Batllista (liderada por el presidente en ese momento, José Batlle y Ordóñez) consolidó su democracia y alcanzó altos niveles de bienestar, equiparables a los europeos. Desde entonces, Uruguay comenzó a ser conocido internacionalmente como “la Suiza de América“. Uruguay fue uno de los primeros países en establecer por ley el derecho al divorcio (1917) y uno de los pioneros en el mundo en establecer el derecho al sufragio femenino. Además, fue la segunda nación que estableció un sistema educativo gratuito, obligatorio y laico (1877).

Entrando al siglo XX –que nos queda más cerca y donde mis visiones pueden abandonar los préstamos de datos- los impresionantes índices de exportación, sobre todo en la década de los cuarenta y favorecidos por las circunstancias, propiciaron una especial bonanza para Uruguay. Y lo mejor fue que ya desde entonces las arcas llenas se correspondieron con una política que hizo posible ser la abanderada en los bajos índices de analfabetismo y otros esenciales logros sociales. El florecimiento de las revistas literarias, la actividad teatral, el clima propicio para el pensamiento es asunto que conocemos y admiramos sobre todo los que nos dedicamos a las llamadas Humanidades. Por todo ello dolió más la terrible cruzada de dictadura, violencia, desaparecidos que asoló al cono sur a partir, sobre todo, de la arrancada de la década de los setenta del pasado siglo.

Por Cuba me encontré después muchos desterrados uruguayos. En mi experiencia, eran honrados, laboriosos, pensantes. Hasta el ya por entonces reconocido escritor Mario Benedetti siguió viviendo en su barrio de gente humilde a las afueras de La Habana y tomando el ómnibus (nuestras repletas guaguas) para acudir a su trabajo en Casa de las Américas.

Recientemente, el canciller uruguayo Nin Novoa retomaba el término de “Suiza de América” para destacar los logros de la pequeña nación sudamericana en cuanto al medio ambiente y la producción de alimentos, sumando a la conocida cantidad la calidad y la vocación sostenible de su producción. También resultan estimulantes datos de los últimos años en materias tan concretas y esenciales como el aumento del salario de los trabajadores.

La droga y la violencia van dejando sin nombre a Costa Rica

También se le ha llamado durante muchos años “la Suiza de América” a Costa Rica. En este caso tiene que ver –además de con algunos logros económicos- con momentos de cierta o relativa neutralidad política de los gobiernos de ese país centroamericano y, sobre todo, con los inferiores índices de violencia si se le compara con vecinos suyos como El Salvador o Honduras. Algunas lecturas me dejan la triste certeza de que la violencia crece, el narcotráfico se extiende y la calidad de vida del ciudadano medio se ve o bien deteriorada o al menos amenazada. Se afirma que la llamada ruta de la droga complica mucho a Costa Rica, pues la cocaína transita hacia Estados Unidos desde Colombia y la marihuana, con igual destino, desde Jamaica.

Por último, un dato que publica BBC Mundo, un elemento comparativo que aleja esa sensación para Costa Rica de “la suiza de América”: “Hace 25 años, Costa Rica era, junto a Uruguay, el segundo país menos desigual de América Latina. Y ahora, es el quinto más desigual”.

 

¿Cuál fue la primera imagen que te llegó con la idea de un país llamado Suiza?
COMPARTE EN:
Leche y apoyo desde
Agradecimiento suscr
Rate This Article: