Monday, Dec 5, 2022
HomeActualidadLeche y apoyo desde Suiza hacia La Habana

Leche y apoyo desde Suiza hacia La Habana

hogar ancianos en Cuba

La embajadora de Suiza en Cuba, Anne Pascale Krauer Müller, entregó esta semana unas 150 toneladas de leche en polvo a programas de atención a niños, ancianos y embarazadas en el archipiélago caribeño. Krauer ha explicado que estas donaciones de leche desde su país “tienen más de 20 años” y forman parte de la ayuda humanitaria que implementa Suiza, prioritariamente en casos de emergencia y desastres naturales.

La agencia EFE recuerda, además, que la entrega fue noticia en un espacio estelar de la televisión cubana.

En los comentarios de los lectores del sitio web Diario de Cuba –con sede en Madrid y de confesada militancia anticastrista- se insiste en la inutilidad de este tipo de gestos y en que muchas veces los alimentos u otros productos generosamente donados van a parar a las popularmente conocidas “shoppings”, tiendas que venden en CUC o dólar a la cubana.

Por cierto, en esos establecimientos la leche en polvo figura entre los productos más caros. El tema se convierte en algo muy sensible, pues la leche fluida es en Cuba una absoluta rareza, al menos en las ciudades medianas o grandes. Un buen número de ancianos y niños reciben- en la gran mayoría de las provincias- ese básico alimento por la vía normada hasta los siete años de edad. Con esta donación se beneficiarán hogares de ancianos, de embarazadas y escuelas de las provincias de Pinar del Río y Matanzas, así como las de la zona oriental

Las vehementes acusaciones de los comentarios citados pueden tener algún punto de razón si nos atenemos a los testimonios naturales de los que viven en La Habana y, al tener entre poco y ningún acceso a Internet, no suelen participar de foros digitales.

Ahora bien, el sentir generalizado apunta también a que la colaboración Suiza destaca por su eficacia y por el carácter menos politizado posible de sus acciones.

Para  un debate más amplio quedaría analizar la lógica de cuánto puede ayudar al cubano de a pie una política de cero donación, cero viajes o cerco completo.

Mientras tanto, desear que en los desayunos de los hogares de ancianos de Cuba y en algunas escuelas la solidaridad suiza siga convirtiéndose en un concreto y estimulante vaso de leche.

COMPARTE EN:
Staff Chévere Segun
Suiza en el reloj hi
Rate This Article: