Monday, Dec 5, 2022
HomePsicologíaTres llaves para abrir el corazón adolescente

Tres llaves para abrir el corazón adolescente

Algunas claves para mantenerse cerca, no solo en la exigencia, sino en las emociones de nuestros hijos.

Decían los latinos que la adolescencia es el periodo en que se empieza a crecer. Así dicho parece sencillo y natural, pero ya lo saben los padres- y todos por experiencia propia,- cuántas transformaciones físicas y psicológicas trae esa larga década que va de los 10 – 12 años hasta los 19 – 20.

Primera llave

Respeto genuino No puedes acercarte a un adolescente con un respeto fingido. Rápidamente se dará cuenta y te rechazará. Respeta de verdad, respeta sus opiniones aunque no estés de acuerdo, y puedes hacérselo saber de buena manera, pero acepta que piense diferente. Respeta su persona, respeta sus metas, respeta sus sentimientos. No te burles ni ironices con lo que dice, acusándolo de falta de experiencia.Ese respeto del que te hablo, debe salir desde el fondo de tu mente. Respétalo incluso desde tus pensamientos. No pienses mal de él. Si ves o escuchas o entiendes que alguna cosa de todo lo que dice o hace le va a hacer daño a él o a otros, pregúntale, disciplínalo, oriéntalo, haz todo lo que te corresponde como madre o padre. Pero en todo, respétalo.

Segunda llave

Confidencialidad Si tu hijo/a ve en ti genuino respeto, definitivamente se acercará a ti y, al acercarse, te contará sus cosas (seguramente poco a poco porque necesita estar seguro de que puede confiar en ti).
Este es el momento de asegurarle que todo lo que hablen, tú lo guardarás, que no lo difundirás por otro lado, que no se lo contarás a la tía o a la abuela o a tu mejor amigo o amiga. A menos que se trate de algo que necesite la intervención de otra persona especializada (un médico, el padre o madre, el psicólogo, el director del colegio, etc.), no reveles su secreto. En cualquier caso, si es necesario, no lo harás por tu cuenta sino de la mano de tu adolescente, con su consentimiento.Por favor, cumple con lo que le dijiste, respétalo genuinamente, no le mientas. Si él o ella está seguro de que puede contar contigo, te lo ganaste de corazón!

Tercera llave

Amor incondicional. Quiere decir que no importa lo que diga o haga o piense, tú lo amas. Que no importe si no es rubio/a como tus otros hijos, no importa si es un poco gordito, si se sacó un 3 en la nota del examen, o si mintió, o si robó algo, o si te defraudó tanto que sientes que no lo puedes soportar. Él o ella sigue siendo tu hijo/a y tú lo amas.Tú estás a su lado. Dile con sinceridad que te duele, que quizás necesitas un tiempito a solas para poder asimilar (en ese tiempo a solas, llora, medita, reflexiona o si eres religioso, reza). Eso se llama dolor y es normal. Sin embargo, el dolor no anula el amor incondicional. Demuéstrale esto a tu hijo con palabras y con hechos. Si logras esto, puedo decirte que estas construyendo una relación tan sólida con tus hijos que nunca, pero nunca será rota. Llegarán años en los que se irán de casa. Quizás volverán, pero tú disfrutarás de la hermosa relación que has edificado.

 adolescente_2

COMPARTE EN:
¿Cómo ayuda la jus
Rate This Article: